Atrás

LEE UN FRAGMENTO



ISBN978-84-339-6895-1
EAN9788433968951
PVP CON IVA17.00 €
 
ISBN E-BOOK978-84-339-3590-8
EAN E-BOOK9788433935908
PVP CON IVA E-BOOK5.99 €
 
NÚM. DE PÁGINAS328
COLECCIÓNPanorama de narrativas
CÓDIGOPN 435
TRADUCCIÓNEncarna Gómez Castejón
PUBLICACIÓN01/10/1999
COMPARTE EN:

Las partículas elementales

Houellebecq pasó del total anonimato al centro de debate público cuando, en 1994, su novela Ampliación del campo de batalla se convirtió en uno de los libros más vendidos del año gracias, simplemente, al boca a boca. Los no pocos enemigos que sembró entonces su humor sombrío, su implacable mal genio, esperaban en silencio su rápido declive. Houellebecq, una vez más, les sacó la lengua: Las partículas elementales fue el máximo fenómeno editorial francés de 1998, y la crítica se deshizo en elogios para este nuevo Aldous Huxley -el de Un mundo feliz- o para esta nueva versión de La montaña mágica de Thomas Mann, autores con los que fue comparado. La clave acaso hay que buscarla en uno de los poemas que Houellebecq publicó cuando aún no era nadie: «Toda sociedad tiene sus puntos débiles, sus llagas. Meted el dedo en la llaga y apretad bien fuerte (...) Hablad de la muerte y del olvido (...) Sed abyectos: seréis verdaderos.»

En Las partículas elementales toma forma definitiva el ataque frontal contra los protagonistas del 68, muchos de los cuales dominan hoy, desde todos los poderes -político, económico, periodístico- el destino de Francia. La novela narra el improbable nudo que unirá los destinos de dos hermanastros: Michel, prestigioso investigador en biología, especie de monje científico que a los cuarenta años ha renunciado a su sexualidad y sólo pasea para ir hasta el supermercado; y Bruno, también cuarentón, profesor de literatura, obsesionado por el sexo, consumidor de pornografía, misógino, racista, un virtuoso del resentimiento. Encarnación consumada, en fin, de una sociedad en que la velocidad del placer no deja tiempo al nacimiento del deseo. Ambos han sido abandonados por una madre que prefirió una comunidad hippie en California a cualquier otro empeño.

El humor de Houellebecq está más cerca de la risa desesperada que del fugacísimo regocijo del chiste. La novela, ambientada en el estricto presente, sucede como si las más pesadillescas parábolas de Kafka ya se hubieran hecho realidad, sin que nadie se haya dado cuenta.

«Una autopsia del deseo» (Bertrand Leclair, La Quinzaine Littéraire).

«Houellebecq ha perpetrado el libro más interesante desde Un hombre que duerme de Perec. ¿Cuál es su credo? La extinción del deseo conduce a la desesperación. ¿Cuál es su fuerza? El humorismo. ¿Cuál es el resultado? La gran novela del fin de milenio» (Fabrice Gaignault, Elle).

«Houellebecq reconstruye la trama de la vida de hoy en día con un sentido seguro de la progresión y de la digresión» (Jorge Semprún).

«La revelación literaria del año, ofrece un balance apocalíptico de la liberación sexual de este fin de siglo» (Sébastien Le Fol, Le Figaro).

«Por más de una razón me recuerda a Céline. Al igual que ocurre en Viaje al fin de la noche, Houellebecq alterna pasajes de desesperación y odio por uno mismo con episodios de ternura y compasión» (Adrian Tahourdin, Times Literary Supplement).

«Atleta del desconcierto, experto en nihilismo, virtuoso del no future: Michel Houellebecq» (Pierre Assouline, Lire).

«Insolente y políticamente incorrecto, es un libro de caza mayor, al revés que tantos otros que cazan conejos» (Julian Barnes).

 


Houellebecq, Michel


Michel Houellebecq (1958) es poeta, ensayista y novelista, «la primera star literaria desde Sartre», según se escribió en Le Nouvel Observateur. Su primera novela, Ampliación del campo de batalla (1994), ganó el Premio Flore y fue muy bien recibida por la crítica española. En mayo de 1998 recibió el Premio Nacional de las Letras, otorgado por el Ministerio de Cultura francés. Su segunda novela, Las partículas elementales (Premio Novembre, Premio de los lectores de Les Inrockuptibles y mejor libro del año según la revista Lire), fue muy celebrada y polémica, igual que Plataforma. Houellebecq obtuvo el Premio Goncourt con El mapa y el territorio, que se tradujo en treinta y seis países, abordó el espinoso tema de la islamización de la sociedad europea en Sumisión y ha vuelto a levantar ampollas con Serotonina. Las seis novelas han sido publicadas por Anagrama, al igual que Lanzarote, El mundo como supermercado, Enemigos públicos (conversaciones con Bernard-Henri Lévy), Intervenciones, En presencia de Schopenhauer y los libros de poemas Sobrevivir, El sentido de la lucha, La búsqueda de la felicidad y Renacimiento, reunidos en el tomo Poesía, y el volumen posterior Configuración de la última orilla. Houellebecq ha sido galardonado también con el prestigioso Premio IMPAC (2002), el Schopenhauer (2004) y, en España, el Leteo (2005).

Fotografía © Philippe Matsas



OTRAS OBRAS DE Michel Houellebecq
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.