El Palacio de la Luna
El Palacio de la Luna

El Palacio de la Luna

Marco Stanley Fogg (por Marco Polo, por el Stanley que encontró a Livingstone y por el Phileas Fogg de La vuelta al mundo en ochenta días) está a las puertas de la edad adulta cuando los astronautas ponen el pie en la Luna. Hijo de padre desconocido, muerta su madre cuando él tenía once años, Marco Stanley fue educado por su tío Víctor, un excéntrico que se ganaba la vida tocando el clarinete en orquestas 
de mala muerte. Ahora, en el comienzo de la era lunar, muerto su tío, Marco Stanley Fogg solo tiene dinero para sobrevivir unos pocos meses más. Gradualmente, pero sin pausa, va cayendo en la indigencia, la soledad y una suerte de tranquila locura de matices dostoievskianos, donde su vida se reduce a explorar los gozosos infiernos del despojamiento absoluto.

Vive ya como un animal en una cueva de Central Park, en un semidelirio provocado por el hambre, cuando la bella Kitty Wu lo rescata. Fogg se salva y decide, por primera vez en su vida, buscar un trabajo. El destino, y una compleja red de significantes en torno a la luna, lo lunar y la luz, le llevan a trabajar como lector y acompañante de Thomas Effing, un viejo pintor paralítico. Y escribiendo la biografía de Effing, que este quiere legar a Solomon Barber, el hijo al que nunca conoció, Marco Stanley Fogg descubrirá, en un viaje que le lleva desde el Palacio de la Luna, un restaurante chino de Nueva York, a los lunares paisajes del Oeste americano, los misterios de su propio origen, el nombre y la identidad de su padre.

Paul Auster ya había utilizado, en Ciudad de cristal y en El país de las últimas cosas, las convenciones de la novela de género –la policíaca y la de ficción científica, respectivamente–. En El Palacio de la Luna recurre a la novela de aventuras a lo Julio Verne, a los folletines del siglo XIX y hasta a la novela victoriana para construir uno de los libros más sutiles, más llenos de resonancias de la literatura americana contemporánea. El Palacio de la Luna puede ser leído como un elegantísimo folletín contemporáneo sobre la paternidad y la impostura, pero también como una espléndida novela de aventuras sobre la aventura de crear.

«El Palacio de la Luna es, tal vez, la mejor novela hasta la fecha de un escritor de enorme talento» (Patrick Parrinder, The London Review of Books).

«Auster es un escritor de culto entre otros escritores... El Palacio de la Luna, irónica y compleja, deslumbra con sus imágenes lunares y, como la luna, fascina» (ALA Booklist).

ISBN978-84-339-8078-6
EAN9788433980786
PVP CON IVA20.9 €
NÚM. DE PÁGINAS376
COLECCIÓNPanorama de narrativas
CÓDIGOPN 185
TRADUCCIÓNMaribel De Juan
PUBLICACIÓN13/01/2021
OTRAS EDICIONESCompactos (CM 124)
COMPARTE EN:
 
Paul Auster

Paul Auster

Paul Auster (Nueva Jersey, 1947) es autor de La invención de la soledad, Jugada de presión (con el pseudónimo de Paul Benjamin), La trilogía de Nueva York(Ciudad de cristal, Fantasmas y La habitación cerrada),El país de las últimas cosas, El Palacio de la Luna, La música del azar, El cuento de Navidad de Auggie Wren, Pista de despegue (Poemas y ensayos 1970-1979),Leviatán, El cuaderno rojo, Mr. Vértigo, A salto de mata, Tombuctú, Experimentos con la verdad, Creía que mi padre era Dios, El libro de las ilusiones, La historia de mi máquina de escribir, La noche del oráculo, Brooklyn Follies, Viajes por el Scriptorium, Poesía completa, Un hombre en la oscuridad, Invisible, Sunset Park, Diario de invierno, Aquí y ahoraeInforme del interior,la novela gráfica Ciudad de cristal y de los guiones cinematográficos Smoke & Blue in the face, Lulu on the Bridge y La vida interior de Martin Frost.

Fotografía © Maria Teresa Slanzi.


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.