DumDum, estudio de grabación
DumDum, estudio de grabación

DumDum, estudio de grabación

Ciencia ficción y suspense: la tecnología y el control sobre la población por el propio bienestar.

¿Quién está detrás del espíritu o droga de la invisibilidad, que tantos apagamientos elegidos –eufemismo de suicidio– ha causado?

Eso es lo que investiga la agente Santos Ololquiaga, del Departamento de Armonización e Higienización de UniComplex, el organismo que domina el mundo mediante neurochips de bienestar y salud, o más bien de localización, vigilancia y control sanitario-policial.

Todas las personas apagadas por propia elección tienen algo en común: han pasado por el DumDum, un estudio-laboratorio de grabación y remezcla de psicovisiones –visiones mentales, ensoñaciones, alucinaciones sonovisuales compartibles y comercializables– regentado por Antonio Vigo en Granada. Con la ayuda de la farmacéutica Ruth Rull y la complicidad de Voight (también llamado Stein), Vigo usa, instala y vende dispositivos antivigilancia que desparasitan el cerebro y lo dotan de invisibilidad, rehuyendo así la tecnología de control. Una vez pasado el efecto de la droga, quienes se la han inyectado se sienten observados de nuevo por los neurochips y desarrollan un insuperable síndrome de abstinencia.

En su búsqueda de los responsables de la droga de la invisibilidad, Santos Ololquiaga desvelará una lucha interna dentro de UniComplex, donde no solo está en juego el control, sino el modo de ejercerlo: imposible rehuir el miedo a ser apagado en cualquier momento.

DumDum, estudio de grabación es un viaje a un universo ciberpunk con las señas de identidad de Justo Navarro, «uno de los grandes prosistas españoles de las últimas décadas» (Antonio Lozano, Librújula): la relación entre la memoria y la imaginación, la fi gura del doble y los narradores no fiables, los sistemas de control y vigilancia y una atmósfera de intriga asfixiante, con la música y la ciudad de Granada como paisaje de fondo. Como la mejor ciencia ficción, DumDum, estudio de grabación consigue que logremos extrañarnos ante la presencia de aquello que, no siendo familiar, resulta sin embargo reconocible.

«Discretamente, libro a libro, sin exhibicionismos ni alharacas, Justo Navarro se ha ido convirtiendo en una de las voces más valiosas y singulares de la narrativa española contemporánea» (Ignacio F. Garmendia, El Día de Córdoba).

«Traten de lo que traten, siempre hay en las novelas de Justo Navarro un patrón que las conduce. Ese patrón es la escritura, creando atmósferas y tipos humanos algo brumosos, cómodos en cierta indeterminación existencial» (J. Ernesto Ayala-Dip, Babelia).

«Justo Navarro es autor de retos. Y es una suerte para sus lectores que así sea» (José María Pozuelo Yvancos, ABC).

ISBN978-84-339-2289-2
EAN9788433922892
PVP CON IVA17.9 €
NÚM. DE PÁGINAS176
COLECCIÓNNarrativas hispánicas
CÓDIGONH 733
PUBLICACIÓN13/03/2024
ISBN978-84-339-2276-2
EAN9788433922762
PVP CON IVA10.99 €
CÓDIGONH 733
PUBLICACIÓN13/03/2024
COMPARTE EN:
 
Justo Navarro

Justo Navarro

Justo Navarro (Granada, 1953),premio de la Crítica por su libro de poemas Un aviador prevé su muerte, ha publicado en Anagrama las novelas Accidentes íntimos (Premio Herralde de Novela): «Un paso adelante en una trayectoria cada vez más densa y cuajada» (Santos Sanz Villanueva, Diario 16); La casa del padre (Premio Andalucía de la Crítica): «Una novela de clima inolvidable» (Felipe Benítez Reyes); El alma del controlador aéreo: «Turbadora gran novela» (Enrique Vila-Matas); F. (Premio Ciudad de Barcelona): «Excelente» (Ricardo Senabre, El Mundo); Finalmusik: «Con sentido del humor y su aguda visión crítica subraya algunas de las grandes paradojas de nuestro tiempo» (María Luisa Blanco, El País); El espía: «Fascinante» (José Luis Amores, Revista de Letras); Gran Granada (Premio Andalucía de la Crítica): «Una novela negra que no renuncia a ser una novela del propio Navarro, con su estilo riguroso, inteligente, tajante» (Nadal Suau, El Cultural); Petit Paris: «Una historia llena de tensión narrativa, con un lenguaje que amplía todas las posibilidades de la novela negra» (J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia),  Bologna Boogie: «El comisario Polo forma parte ya de lo mejor que nos ha dado el policiaco nacional, junto y entre Plinio y Carvalho. Otra prueba más del gran novelista que es Justo Navarro» (José Luis G. Gómez, La Opinión de Málaga) y DumDum, estudio de grabación, así como los ensayos El videojugador: «Hacen falta libros como este, capaces de romper la inercia del pensamiento y de actualizar el placer de la curiosidad libre de prejuicios» (Sergio del Molino, Revista Mercurio), y, con José María Pérez Zúñiga, La carta robada. El caso del posfranquismo democrático.

Fotografía©  Juan López-Cepero.