El artista de la cuchilla
El artista de la cuchilla

El artista de la cuchilla

Parece que Begbie, el psicópata de Trainspotting, se ha reformado. Pero el asesinato de uno de sus hijos desatará una espiral de violencia.

Begbie −el psicópata de aquella pandilla de inadaptados que protagonizaba Trainspotting− se ha reformado. Ahora vive en la costa de California, tiene una casa confortable y elegante, una esposa llamada Melanie y dos hijas, un nuevo nombre −Jim Francis− y una nueva profesión: es un escultor, reconocido por sus bustos distorsionados y mutilados de rostros famosos. Pero el pasado siempre vuelve, y, tras un extraño incidente durante un paseo por la playa en el que su familia se ve amenazada por dos tipos, su hermana llama para informar de que Sean, uno de los dos hijos de una relación previa que dejó en Edimburgo, ha muerto. Más concretamente: ha sido asesinado.

Begbie regresa al hogar, asiste al funeral de un vástago al que apenas conoció y, ante la falta de pistas de la policía, se pone a indagar por su cuenta. Estas andanzas detectivescas propiciarán el reencuentro con viejos conocidos, la destrucción de valiosos cuadros, el incendio de una casa, un reguero de cadáveres y diversas situaciones adrenalínicas de violencia extrema... hasta llegar a una resolución del caso del todo inesperada para el improvisado investigador. Mientras tanto, Melanie −que también ha aterrizado en Edimburgo cruzando el Atlántico− empieza a descubrir aspectos de la personalidad de su marido que ignoraba por completo...

El autor regresa al submundo de Trainspotting para hablar del pasado que nos persigue tirando de la novela negra en versión trepidante y ultraviolenta, con toques de humor feroz a costa del arte contemporáneo. Una nueva entrega del novelista escocés más desbocado, cafre y vibrante: ¡Irvine Welsh on fire!

«Intensa, excitante... Un libro extremadamente ameno, mezcla de novela enigma, thriller y estudio psicológico de su protagonista, obsesionado con el conflicto, tanto físico como mental... Una lectura sorprendentemente conmovedora y evocadora. Altamente recomendable» (Mr. Hyde).

«Una sombría novela negra, con un toque a lo James Ellroy... No sorprenderá ni a sus fans ni a sus detractores el gráfico y brutal tratamiento de la violencia. Pero también hay una mirada muy sensible, sobre todo a las divisiones que desgarran a las familias y a las pequeñas mentiras y engaños que salvan las relaciones» (Hannah McGill, The Scotsman).

«Welsh regresa a su mejor salvajismo... Una novela sombría, horripilante y muy divertida» (Sam Parker, Esquire).

«Un oscurísimo placer culpable, con un gran potencial cinematográfico» (Kate Muir, The Times).

«Directa, inteligente e hiperacelerada» (Orlando Bird, Daily Telegraph).

«Horripilantemente divertida» (Max Davidson, The Mail on Sunday).

ISBN978-84-339-8093-9
EAN9788433980939
PVP CON IVA19.9 €
NÚM. DE PÁGINAS264
COLECCIÓNPanorama de narrativas
CÓDIGOPN 1054
TRADUCCIÓNFrancisco González, Laura Salas Rodríguez, Arturo Peral
PUBLICACIÓN09/06/2021
ISBN978-84-339-4298-2
EAN9788433942982
PVP CON IVA9.99 €
COLECCIÓNPanorama de narrativas
CÓDIGOPN 1054
TRADUCCIÓNFrancisco González, Laura Salas Rodríguez, Arturo Peral
PUBLICACIÓN09/06/2021
COMPARTE EN:
 
Irvine Welsh

Irvine Welsh

Irvine Welsh nació en 1958 en Escocia. Creció en el corazón del barrio obrero de Muirhouse, dejó la escuela a los dieciséis años y cambió multitud de veces de trabajo hasta que emigró a Londres con el movimiento punk. A finales de los ochenta volvió a Escocia, donde trabajó para el Edinburgh District Council a la par que se graduaba en la universidad y se dedicaba a la escritura. Su primera novela, Trainspotting, tuvo un éxito extraordinario, al igual que su adaptación cinematográfica. Fue publicada por Anagrama, al igual que sus títulos posteriores: Acid House, Éxtasis, Escoria, Cola, Porno, Secretos de alcoba de los grandes chefs, Si te gustó la escuela, te encantará el trabajo, Crimen, Col recalentada, Skagboys, La vida sexual de las gemelas siamesas y Un polvo en condiciones.

De Irvine Welsh se ha escrito: «Leer a Welsh es como ver las películas de Tarantino: una actividad emocionante, escalofriante, repulsiva, apremiante..., pero Welsh es un escritor muy frío que consigue despertar sentimientos muy cálidos, y su literatura es mucho más que pulp fiction» (T. Jones, The Spectator); «El Céline escocés de los noventa» (The Guardian); «No ha dejado de sorprendernos desde Trainspotting» (Mondo Sonoro); «Además de un excelente cronista, Irvine Welsh sigue siendo un genio de la sátira más perversa» (Aleix Montoto, Go); «Un genial escritor satírico, que, como tal, pone a la sociedad frente a su propia imagen» (Louise Welsh, The Independent); «Welsh es uno de nuestros grandes conocedores de la depravación, un sabio de la escoria, que excava y saca a la luz nuestras obsesiones más oscuras» (Nathaniel Rich, The New York Times Book Review).

Fotografía © MTSlanzi


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.