Pecados originales
Pecados originales

Pecados originales

Ana, la narradora de Labuenaletra (1992), y Carlos, el protagonista de Losdisparosdelcazador (1994), les cuentan a sus hijos fragmentos de sus vidas. En el caso de Ana, el final de la guerra y la derrota, el esfuerzo por mantener la dignidad en los tiempos sombríos del franquismo. En el de Carlos, su ascenso social cargado de traiciones, sus infidelidades, el dinero conseguido de forma dudosa.

En los dos casos se trata de seres que se enfrentan al último tramo del camino y descifran el sentido de lo que han sido sus vidas. En boca de ambos, pronunciadas desde abajo o desde arriba, desde la emoción de la verdad de Ana, o desde la doblez y la marrullería de Carlos, sus palabras se convierten en un duro legado para sus hijos: radiografía implícita de una generación que se reclama inocente, sin ataduras con el dolor de unos y las manos sucias de otros. Ambas novelas, escritas como antídoto contra la España de las grandes oportunidades que a fines de los ochenta se empeñó en cerrar los ojos al pasado, componen un díptico de lucidez deslumbrante: nos hablan de la injusticia originaria sobre la que levanta el poder. De la herida que abre incurable entre vencedores y vencidos, entre quienes ascienden y quienes caen. Aunque hablando de sí mismos, los protagonistas, Carlos y Ana, nos hablan, sobre todo, de sus herederos. De la voracidad del hijo de la derrotada Ana; de la hipocresía de los hijos de Carlos, que disfrutan de cuanto su padre consiguió para ellos, sin que eso les impida despreciarlo como portador de una culpa de la que se sienten ajenos.

Veinte años después de haber sido escritas, cuando el gran espejismo del enriquecimiento parece haberse hecho trizas, estas dos nouvelles se cargan con nuevos sentidos, al tiempo que mantienen toda su excelencia literaria. La crítica internacional las ha considerado dos pequeñas obras maestras y, para muchos lectores, se trata de las más perfectas narraciones de Chirbes. De un modo sutil, sin que apenas de advierta, el novelista sus temas con una brillante complejidad de recursos narrativos. Son textos que atrapan desde las primeras líneas en los que todo está cuidadosamente hilado, sutilmente insinuado –en un riguroso ejercicio de economía literaria-, y en los que pesa tanto lo que se silencia como lo que se cuenta. Estamos ante dos narraciones extraordinarias que instauran un código desde el que leer el ayer, convirtiéndolo en desolación de hoy.

«La buena letra vuelve a poner en danza el trinomio de la literatura mundial –el amor, el sufrimiento y la muerte-. Una obra maestra» (Hamburguer Abendblatt).

«En los disparos del cazador está todo: hay una realidad común, pero convertida en símbolo de la historia colectiva. Pocas veces en nuestra novela reciente se ha tratado, como hace Chirbes, y con tanta tensión implícita, el desajuste entre los principios morales y las normas sociales, entre las conductas rectas y la doblez de las intenciones. Una novela memorable» (Santos Alonso).

«Con La buena letra y Los disparos del cazador, se ha situado entre los mejores novelistas contemporáneos» (Martine Silber, Le Monde).

ISBN978-84-339-7622-2
EAN9788433976222
PVP CON IVA16.90 €
NÚM. DE PÁGINAS256
COLECCIÓNOtra vuelta de tuerca
CÓDIGOOVT 41
PUBLICACIÓN16/10/2013
ISBN978-84-339-3437-6
EAN9788433934376
PVP CON IVA12.99 €
COLECCIÓNOtra vuelta de tuerca
CÓDIGOEB 239
COMPARTE EN:
 
Rafael Chirbes

Rafael Chirbes

Rafael Chirbes (Tavernes de la Valldigna, 1949-2015) es autor de Mediterráneos, El novelista perplejo, El año que nevó en Valencia, El viajero sedentario, Por cuenta propia y las novelas Mimoun: «Hermosa e inquietante» (Carmen Martín Gaite); «Chirbes ha sabido inventar una nueva voz» (Álvaro Pombo); La buena letra: «Obra maestra» (Hamburger Abendblatt); Los disparos del cazador: «Entre los mejores novelistas contemporáneos» (M. Silber, Le Monde); La larga marcha: «Extraordinario» (Antonio Muñoz Molina); «El libro que necesitaba Europa» (Marcel Reich-Ranicki); La caída de Madrid (Premio de la Crítica Valenciana): «Gran novela» (J. E. Ayala-Dip, El País); «Acredita una maestría de escritor y un instinto idiomático que lo sitúan en un nivel artístico superior» (Ricardo Senabre, El Cultural);Los viejos amigos (Premio Cálamo): «Uno de los narradores españoles serios e importantes» (Santos Sanz Villanueva, El Mundo);Crematorio (Premio de la Crítica, Premio de la Crítica Valenciana, Premio Cálamo, Premio Dulce Chacón y con una adaptación televisiva de gran éxito): «Una novela excelente, la mejor de Chirbes y una de las mejores de la literatura española en lo que va de siglo» (Ángel Basanta, El Mundo);En la orilla (Premio Nacional de Narrativa, Premio de la Crítica, Premio de la Crítica Valenciana, Premio Francisco Umbral, Premio ICON al Pensamiento): «Poderosísima» (J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia); «El cronista moral de la realidad española reciente» (J. M. Pozuelo Yvancos, ABC); «Un autor imprescindible» (Ricardo Menéndez Salmón); y Paris-Austerlitz: «Soberbia... Chirbes se nos muestra en estado de gracia» (Carlos Zanón, El País).

Fotografía © Susanne Schleyer


Suscríbete

¿Te gustaría recibir nuestro boletín de novedades y estar al día con los eventos que realizamos? Suscríbete a nuestra Newsletter.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.