Atrás
ISBN978-84-339-7093-0
EAN9788433970930
PVP CON IVA13 €
NÚM. DE PÁGINAS160
COLECCIÓNPanorama de narrativas
CÓDIGOPN 630
TRADUCCIÓNJaime Zulaika
PUBLICACIÓN01/03/2006
COMPARTE EN:

Crucero de verano

Grady McNeil tiene diecisiete años y ha conseguido convencer a sus padres para que la dejen sola en el piso de Central Park mientras ellos hacen un crucero de verano. Nadie se explica por qué la jovencita desdeña las delicias de Europa por el ardiente verano de Nueva York. Pero Grady tiene un secreto: está enamorada. Y el suyo es un amor que deberá saltar barreras muy poderosas. Porque Grady, que definitivamente ha nacido en lo más alto de la escala social, se ha enamorado de Clyde Manzer, un jovencito de veintitrés años que trabaja en el parking donde ella guarda su coche. Y Clyde es judío, veterano de guerra -estamos en la década de 1940, poco después del fin de la Segunda Guerra Mundial- y de clase media baja, muy baja. Y a medida que avanza el verano, y crece el esplendor de los cuerpos, lo que empezó como un amorío de vacaciones, se irá volviendo más serio, más turbio, más equívoco...

En 1966 Truman Capote, mucho más próspero tras el éxito de A sangre fría, se mudó de su modesto piso de Brooklyn, y abandonó una caja con papeles y viejas fotografías que el portero del edificio rescató de la calle y guardó. En 2004, el contenido de esa caja fue subastado en Sotheby's. Y allí estaba el manuscrito de este Crucero de verano, la novela que Capote había comenzado a escribir en 1943, y en la que había continuado trabajando ocasionalmente durante una década, hasta abandonarla definitivamente.

«Un cuento de hadas de Nueva York, que en sus últimas páginas se metamorfosea en tragedia. El ritmo de su prosa es perfecto. Como era de esperar, Capote es mucho mejor cuando se ocupa de los ricos que de los pobres. Después de todo, sus gustos se inclinaban por lo exquisito, por el brillo, la fantasía, la belleza de las insinuaciones» (Adam Mars-Jones, The Observer).

«El espíritu y los escenarios de Crucero de verano tienen más cosas en común con las obras posteriores de Capote -sobre todo con Desayuno en Tiffany's­ que con su "período sureño". Grady es una clara precursora de Holly Golightly. El solo hecho de descubrir una obra inédita de Capote es fascinante, pero la novela se sostiene por sus propios méritos, que son considerables» (Peter Parker, The Sunday Times).

«Un febril, hermoso intento de capturar el ardor y la pasión de un amor de verano, y del propio acto de escribir» (Stephen Abell, Times Literary Supplement).

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.