Atrás
ISBN978-84-339-7680-2
EAN9788433976802
PVP SIN IVA8,56 €
PVP CON IVA8,90 €
NÚM. DE PÁGINAS160
COLECCIÓNCompactos
CÓDIGOCM 578
TRADUCCIÓNBenito Gómez Ibáñez
COMPARTE EN:

Hasta luego, y gracias por el pescado


Hasta luego, y gracias por el pescado, imposible cuarto libro de la trilogía iniciada con la explosiva Guía del autoestopista galáctico, trata acerca de los habitantes de un planeta que siempre eran desdichados y mezquinos, de las muchas soluciones sugeridas para ese problema, (en especial, la circulación de papelitos verdes) y de una muchacha que de pronto supo cómo convertir el mundo en un lugar agradable y feliz. Por desgracia, antes de poder contárselo a nadie, la Tierra fue súbitamente demolida para dar paso a una nueva vía de circunvalación hiperespacial…

Desde el inicio están garantizadas nuevas y desternillantes aventuras del extraterrestre Ford Perfect (al que nadie le acepta sus tarjetas American Express) y su amigo el terrícola Arthur Dent, que esta vez, desembocarán en una apoteosis surreal: la inmensa y plateada nave espacial que desciende en pleno Londres (y de paso hace añicos las tiendas Harrod’s) capitaneada por Marvin, el Androide Paranoide…

En fin, la historia tiene moraleja, aunque, según nos dice, de momento al cronista se le ha olvidado. Ello no debe desmerecer la definición que Ford Perfect da en un momento de inspiración «la vida es como un pomelo, algo amarillo anaranjado con hoyuelos por fuera y húmedo y carnoso por dentro».

«Con este estilo Monty Python que parece resultar del típico humor británico pasado por una batidora superrealista en plena rebelión electrodoméstica» (E. Castejón, El País).

«La más loca y extravagante serie de libros de ciencia ficción jamás escrita» (El Farmacéutico).

 


Adams, Douglas


Douglas Adams fue el creador de toda una serie de manifestaciones diversas y contradictorias de la Guía del autoestopista galáctico, que salió a la luz por primera vez en forma de novela radiofónica. Tras el rotundo éxito de la radionovela, el autor la convirtió en libro, y más adelante participó en las adaptaciones de la misma a series televisivas y teatrales, un juego de ordenador, cómics y toallas de baño. Douglas Adams dio conferencias y participó en programas de televisión en todo el mundo, además de colaborar directamente con la Dian Fossey Gorilla Fund y la Save the Rhino International. Adams nació en Cambridge, Reino Unido, y vivió con su mujer y su hija en Islington, Londres, hasta que se trasladó a Santa Barbara, California, donde murió inesperadamente en 2001. Tras su muerte, la película del Autoestopista dejó atrás los bajos mundos de los guiones televisivos y ascendió hasta las altas cumbres de la producción, que se ha servido en gran medida del guión original de Douglas Adams.

Anagrama ha publicado, entre otros títulos del autor, su “trilogía en cinco partes” formada por Guía del autoestopista galáctico, El restaurante del fin del mundo, La vida, el universo y todo lo demás, Hasta luego, y gracias por el pescado, Informe sobre el pescado e Informe sobre la Tierra: fundamentalmente inofensiva, para celebrar a este autor que, aunque inigualable, ha sido comparado con Lewis Carroll, Jonathan Swift, Kurt Vonnegut, Groucho Marx y los fabulosos Monty Python.

Foto © Jerry Bauer



OTRAS OBRAS DE Douglas Adams
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.