Atrás
ISBN978-84-339-1188-9
EAN9788433911889
PVP CON IVA11.40 €
NÚM. DE PÁGINAS262
COLECCIÓNPanorama de narrativas
CÓDIGOPN 268
TRADUCCIÓNMartín Lendínez
PUBLICACIÓN01/01/1993
COMPARTE EN:

La vida desenfrenada de Sailor y Lula

Las cuatro novelas cortas que integran La vida desenfrenada de Sailor y Lula son una suerte de continuación de Corazón salvaje, la novela que en 1990, tras ser llevada a la pantalla por David Lynch, permitió al gran público conocer a un autor cuyo nombre hacía ya algún tiempo circulaba de boca en boca entre los seguidores atentos de las vanguardias literarias.

La primera historia, Las vacaciones de Sailor, comienza cuando han pasado más de diez años desde el final de Corazón salvaje. Y si en la película los amantes se reencontraban, quizá para siempre, en la novela de Gifford todo era más duramente parecido a la vida: Sailor iba a la cárcel, y Lula, presa de la confusión, acababa por volver junto a su histérica madre. Pero el reencuentro acabará produciéndose, aunque demorado, y en un entorno y unas circunstancias no menos «salvajes» que las de la primera novela. Lula ha tenido un hijo de Sailor, Pace, y una tarde en que todo es calma y domesticidad (Lula y una amiga han llevado a sus niños a un parque), el solitario y perverso Elmer Désespéré secuestra a Pace. Sailor, que acaba de salir de la cárcel, acudirá junto a Lula para intentar salvar a su hijo...

En Sultanes de África, Sailor, Lula y Pace ya son una familia feliz. Sailor es ahora un hombre honrado, que trabaja en una fábrica de repelente para cocodrilos, cuando aparecen dos antiguos compañeros de cárcel que intentan complicarlo en nuevos y cruentos delitos...

Con El beso de Consuelo entra en escena un nuevo y fundamental personaje: Consuelo Whynot, una adolescente letal que escapa de casa para ir al encuentro de Venus, su amante india. Sailor y Lula tienen sólo una casual y azarosa relación con la jovencita; pero, envejecidos y en el ocaso de sus vidas, constituyen un extraño contrapunto a la sangrienta deriva de Consuelo y Venus por los caminos de América.

Y, por último, Un mal día para el Hombre Leopardo, el relato que quizá sea el broche final de la historia de los amantes de salvajes corazones. Han pasado más de treinta años: Sailor y Lula, al parecer, han conseguido mantener a raya el horror que pertinazmente aparecía en sus vidas. Pace, su hijo, un hombre ya adulto, trabaja para un director de Hollywood apodado «el Hombre Leopardo» por lo sangriento de las películas que realiza. Y la sangre llama a la sangre...

«No resulta sorprendente que a David Lynch le atraigan las obras de Barry Gifford. Los personajes de Gifford habitan un mundo surreal que es divertido y melancólico a la vez. Un negro y cómico viaje por una América de fantasía que suena desesperadamente verdadera: sentimental e ingenua, pero dura como el acero» (Catherine Texier).

«Los diálogos más divertidos de la literatura americana de nuestros días» (Digby Diehl, Playboy).

«Una diversión muy dura. La combinación del lánguido ritmo de los diálogos sureños y la gangsteril picaresca del norte le dan al libro un mordiente irresistible. El humor macabro y un sentido del tiempo perfecto contribuyen al áspero encanto del libro» (Richard Gehr, Washington Post).

«Espléndidos diálogos, tiernos y duros a la vez, un peculiarísimo sentido del humor y, lo mejor de todo, una maravillosa combinación de sensibilidad morbosa y alma romántica» (Bill Ott, Booklist).

 


Gifford, Barry


Barry Gifford nació en 1946 en Chicago. Hijo de un hombre que se ganaba la vida por medios harto dudosos, pasó gran parte de su infancia en diversos hoteles de distintas ciudades. Estudió poco más de un año en la Universidad de Missouri, que abandonó para dirigirse a Europa, donde ejerció los oficios más dispares. Tras regresar a los Estados Unidos, se instaló en la Costa Oeste, donde publicó su primera novela, A Boy's Novel, y varios libros de poemas. Fue uno de los fundadores de la Black Lizzard Press, que rescató del olvido a los más grandes escritores de novela ne­gra americanos de los años cuarenta y cincuenta. La novela que le lanzó a la fama fue La historia de Sallor y Lula (Corazón salvaje), publicada en castellano por Alianza, que fue llevada al cine por David Lynch.



OTRAS OBRAS DE Barry Gifford
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.