Atrás
ISBN978-84-339-1731-7
EAN9788433917317
PVP CON IVA4.90 €
NÚM. DE PÁGINAS144
COLECCIÓNNarrativas hispánicas
CÓDIGONH 31
PUBLICACIÓN01/01/1986
COMPARTE EN:

La prima carnal

La prima carnal, revelación de un narrador tan ameno como sutil y con pleno dominio de su oficio, es una colección de relatos que tienen en común la situación de transitoriedad en la que se encuentran sus protagonistas. No hay nada estable; pero, más que inestable, el mundo de estas historias es provisional.

No es de extrañar, pues, que las precarias relaciones que viven sus personajes tengan por escenario el tren, «ese lugar que une con la misma facilidad con que desune», el avión, el barco y hasta cabría agregar la memoria como vehículo de traslación. En este juego de uniones y desuniones se podría tal vez encontrar la clave de cierto escepticismo irónico que campea por todo el libro.

Así, cuando alguien busca un viejo amor («La gente de Calcuta es así»), no lo encuentra; cuando alguien encuentra un amor («La prima carnal»), éste es pasajero; cuando alguien emprende un viaje («Copia en blanco y negro»), lo que hace es fugarse; cuando dos amigos se encuentran («Un rezo por Amy») es para que la memoria dé un nuevo sentido al momento actual, fugaz e intrascendente, por supuesto.

De modo que la ironía -tan característica de estos relatos­- resulta ser una cortesía, una suave defensa «contra el ataque abusivo de los sentimientos». Y todo ello escrito con magnífica factura, verbo fácil y expresión feliz que convierten a Santiago Sylvester en un nuevo ejemplo de la saludable renovación de las narrativas hispánicas.

 


Sylvester, Santiago


Santiago Sylvester (Salta, Argentina, 1942) fue pe­riodista en Buenos Aires, abogado en Salta, y vivió en Madrid entre 1977 y 1995 -donde codirigió la revista Estaciones-, antes de volver a la capital argentina. Ha publicado, entre otros, los siguientes libros de poesía: En estos días, 1963; El aire y su camino, 1966; Esa frágil corona, 1971; Palabra intencional, 1974; La realidad provisoria, 1977; y Libro de viaje, 1982. Ha sido calificado como «sin lugar a dudas, una de las voces más importantes de la nueva poesía argentina» (Leopoldo Castilla, La Estafeta Literaria). 

En su país ha recibido el premio Sixto Pondal Ríos, el de la Dirección de Cultura de Salta y, en dos oportunidades, el del Fondo Nacional de las Artes.

En España le fue otorgado el premio Ignacio Al­decoa por su relato «Nunca hay que llegar de gol­pe a casa», incluido en La prima carnal, que fue calificado por el jurado como «una indagación lite­raria plena de grandes hallazgos».



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.