16/04/2020
Gonzalo Torné contesta a los lectores

Propulsado por una prosa vibrante y desvergonzada, y por una mirada tan acerada como lúcida, Gonzalo Torné ha escrito, con El corazón de la fiestasu novela más audaz, y una de las más ambiciosas y pertinentes de los últimos tiempos. Un recorrido por la bendición y la pesadilla del dinero: bienvenidos al mundo de Violeta Mancebo, la nuera del Rey de Cataluña. 

Agradecemos la disposición del autor de contestar las preguntas que los lectores habéis hecho en nuestras redes sociales:

  • Ya que es un tema tan sensible en Barcelona, ¿te autocensuraste con alguna  idea con la intención de no ser políticamente incorrecto al escribir El corazón de la fiesta?

Pues lo cierto es que no, intenté ser lo más justo posible con todos los personajes involucrados en el relato, a sabiendas que algunos iban a quedar francamente mal. Y aunque entre los objetivos de la novela no estaba provocar por provocar, entiendo que el libro puede “herir algunas sensibilidades”. Algunos pasajes hieren la mía, pero es un libro dirigido a lectores, y los lectores somos personas adultas que encajamos la disidencia. Creo.

  • He leído que El corazón de la fiesta está articulada por una especie de cadena del desprecio entre clases, ¿puedes explicar a qué te refieres y por qué?

Más que entre clases, que con frecuencia colaboran o se parasitan, entre “grupos identitarios”. Algunos españoles se consideran “superiores” a los marroquíes, algunos catalanes consideran a estos mismos españoles menos de “norte” que ellos, un holandés hace pocas distinciones entre catalanes y españoles cuando los califica de PIGS, los alemanes consideran a los holandeses un país de ineficientes, los daneses se consideran bastante civilizados pero los suecos les llaman “Italianos del norte” y no es precisamente un elogio... y así podríamos remontarnos hasta los esquimales cuyas condiciones de vida no son precisamente envidiables... Es como si cada “comunidad identitaria” se definiese despreciando a otra. Es un fenómeno muy curioso que admite grados distintos de desprecio: desde las rivalidades entre aldeas hasta los intentos de genocidio.

  • Tu novela capta muy bien la esencia de los personajes femeninos, sobre todo el de Violeta Mancebo. ¿Te supuso un reto ponerte en la piel y en la mente de ella siendo tú un hombre?

Todos los personajes tienen elementos distintos a mí: de clase, de ambición, de temperamento, de género... O experiencias que no he vivido. Se suplen (creo) incrementando o variando lo que sí sabes con la imaginación. Es una especie de transformismo o de ventriloquia, que es una de las cosas más divertidas de mi trabajo. El cambio de género es muy llamativo, pero para mí es más difícil escribir sobre Joan-Marc (que es varón como yo, pero con el que apenas comparto nada) que sobre Clara (que es mujer, pero que comparte muchas cosas conmigo). En el caso de Violeta es cierto que además de ser mujer, se parece poquísimo a mí... pero también es cierto que depende enteramente de mí y que he pasado muchas horas con ella. 

----

¿Tienes preguntas para Gonzalo Torné? Hazlas en TwitterInstagram y/o Facebook, etiquétanos y las enviaremos al autor.

----

Sigue a Gonzalo Torné en Twitter.

----

Empieza a leer El corazón de la fiesta ahora.


COMPARTE EN:

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.