La revolución inglesa en 1640

«El objeto de este trabajo consiste en sugerir una interpretación de los acontecimientos que tuvieron lugar en el siglo XVII, distinta a la que muchos de nosotros aprendimos en la escuela. Esta interpretación, resumida muy brevemente, sostiene que la Revolución inglesa de 1640-60 fue un gran movimiento social al igual que la Revolución francesa de 1789. El Estado feudal que preservaba el orden social antiguo fue violentamente destruido y el poder pasó a manos de una nueva clase, haciendo posible un desarrollo más libre del capitalismo. La Guerra Civil fue una guerra de clases, en la que el despotismo de Carlos I fue defendido por las fuerzas reaccionarias de la Iglesia oficial y de los terratenientes conservadores. El Parlamento venció al Rey porque podía apelar al apoyo entusiasta de las clases comerciantes e industriales de la ciudad y del campo, de los labradores acomodados y de las gentes cultas, e incluso, de amplias masas de la población siempre que éstas estuvieran dispuestas a comprender el significado y alcance de la lucha. El resto de este ensayo intentará probar e ilustrar esas generalizaciones.»

Fragmento de la Introducción del cuaderno.

Serie: Documentos.

ISBN9788433907578
EAN9788433907578
NÚM. DE PÁGINAS104
COLECCIÓNCuadernos Anagrama
CÓDIGOCA 157
TRADUCCIÓNEulalia Bosch
PUBLICACIÓN01/12/1977
COMPARTE EN:
 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.