Atrás
ISBN978-84-339-0733-2
EAN9788433907332
NÚM. DE PÁGINAS118
COLECCIÓNCuadernos Anagrama
CÓDIGOCA 133
TRADUCCIÓNAngels Martínez Castells
PUBLICACIÓN01/09/1976
COMPARTE EN:

Hacia una ciencia de la liberación de la mujer


«Si aceptamos acríticamente las enseñanzas recibidas de la moderna teoría económica y, por tanto estamos acostumbrados a estudiar el sistema económico «a pedacitos» disociados entre sí, el hecho de plantear la explotación económica de la mujer en sus dos modalidades, ama de casa u obrera, o ambas cosas a la vez, parece absolutamente desaforado. La productividad marginal del trabajo explica la cuantía de los salarios, negando toda explotación (y ello tanto para el hombre como para la mujer). La parcelización entre producción, distribución, consumo, etc., asigna en este puzzle económico un lugar restringido y pintoresco a la esfera doméstica: se la considera en tanto que consumidora; se la olvida en tanto que lugar de trabajo —del ama de casa, precisamente— y lugar donde se repone la fuerza de trabajo que el obrero volverá a gastar al día siguiente en el sector de producción. Pero, naturalmente, es que la microeconomía desconoce las palabras tales como fuerza de trabajo...

Isabel Larguía y John Dumoulin, en su libro, utilizan el método de Marx y se apoyan en su crítica de la economía política, enfocándola desde un ángulo muy concreto, pero sumamente discutido: la opresión de la mujer, su explotación. A partir de este enfoque, global y totalizador, es fácil darse cuenta de que el papel tradicionalmente asumido por la mujer, y más en concreto bajo el capitalismo, responde a las necesidades del sistema económico dominante.

Pero no termina aquí su alienación: en esta división del trabajo no sólo se le escamotea la importancia de sus funciones, sino que además, dado que no es de verdad la «señora», tiene que parecerlo. La violencia del engaño, de la realidad invertida, llega a su propio cuerpo: tiene que ser atractiva, delgada, amable y sonriente, y, naturalmente, todo ello quiere decir que siempre tiene que parecer «que no está haciendo nada». ¿Cómo puede estar malhumorada y cansada la «reina del hogar», la esbelta y amante consumidora que nos presentan las imágenes publicitarias? Comprar, guisar, lavar, planchar, fregar, cuidar de los niños, todo es como un juego, un juego tamaño natural, reproducción exacta del que ya nos empezaron a hacer jugar cuando éramos pequeñas.

Por todo ello, y aunque  aprimera vista parezca algo excesivo, no deja de ser un reto, un desafío, que este libro se titule Hacia una ciencia de la liberación de la mujer. Ante tanta trivialidad, ante tanta imagen deformada y plebiscitada de los que «es» una mujer —que en realidad es lo que «no es», lo que la niega— esta obra constituye un paso más hacia una seria clarificación del papel de la mujer en las condiciones actuales.»

Fragmentos de la Nota introductoria al cuaderno, a cargo de Àngels Martínez Castells.

Serie: Documentos.

 
Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.