Escritos sobre la cuestión femenina
Escritos sobre la cuestión femenina

Escritos sobre la cuestión femenina

«La revolución rusa la iniciaron las mujeres. El Día Internacional de la Mujer de 1917 (8 de marzo en el calendario occidental), las obreras textiles salieron a la huelga en Petrogrado y llamaron a todos los trabajadores a apoyarlas. Sus consignas eran modestas: por mayores salarios, contra la autocracia y contra la guerra. Pero esta huelga significó el comienzo de la revolución que culminaría con el derrocamiento del zar, primero, y de la clase capitalista, después.

La revolución mejoró en gran medida las condiciones de vida de la mujer, aplastada y oprimida en la Rusia zarista. El conjunto de la población se benefició con la industrialización, consecuencia de la nacionalización de las empresas y la planificación centralizada. Pero como señala Kate Millet en su libro Política sexual, pasó muy poco tiempo antes de que la política progresiva del gobierno soviético hacia la liberación de la mujer se revirtiera totalmente.

Trotski, uno de los prinicipales dirigentes de la revolución bolchevique, fue también una de las más grandes personalidades del movimiento marxista. Sus opiniones sobre la mujer y la familia se inscriben en la tradición del libro de Engels, El origen de la familia, la propiedad privada y el Estado. La afirmación de Trotski en Problemas de la vida cotidiana (1924): «Para cambiar las condiciones de vida, debemos aprender a verlas con los ojos de las mujeres», es una excelente expresión de la tradición marxista.

Los dos primeros artículos aquí reunidos [«De la vieja a la nueva familia» y «Carta a una reunión de obreras en Moscú»] los escribió en 1923. En ese entonces las condiciones eran muy fluidas y las mujeres ganaban importantes conquistas. En estos escritos Trotski analiza los numerosos y complejos problemas materiales y culturales con que se enfrentaba la Unión Soviética en sus esfuerzos por liberar a la mujer.

Los artículos tecero y cuarto [«La protección a las madres y la lucha por la elevación del nivel cultural» y «Construir el socialismo significa emancipar a las mujeres y proteger a las madres»] son de 1925. Los escribió para la Tercera Conferencia Unitaria sobre la Protección de las Madres y los Niños, celebrada en Moscú en diciembre de 1925.

La selección final [«El Termidor y la familia»] está extractada del libro de Trotski La Revolución traicionada, escrito en Noruega en 1936. Aquí, Trotski analiza la situación de las mujeres y la familia como parte del proceso más general de degeneración de la revolución.»

Fragmentos de la Introducción del cuaderno, a cargo de Caroline Lund.

Serie: Documentos.

ISBN978-84-339-0742-4
EAN9788433907424
NÚM. DE PÁGINAS136
COLECCIÓNCuadernos Anagrama
CÓDIGOCA 142
TRADUCCIÓNManolo Ruiz
PUBLICACIÓN01/01/1977
COMPARTE EN:
 
León Trotski

León Trotski

Foto (PDM) by London Illustrated London News and Sketch


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.